EXalli

1435410-keyboard_love_superLa tecnología ha avanzado más en los últimos 50 años que en toda la historia de la humanidad, generando con ello cambios en la forma de trabajar, divertirse, aprender y, especialmente, de relacionarnos con los demás. Curiosamente, cuando el correo electrónico comenzó a popularizarse gracias a los servicios gratuitos y las salas de chat (primero en IRC y luego en sitios Web) se convirtieron en las nuevas formas de conocer gente, se decía que la computadora alejaría a las personas al facilitar la comunicación a distancia. La verdad ha resultado todo lo contrario pues ahora la gente puede no sólo comunicarse sino conocer gente con los mismos intereses y gustos.

Realidad Vs. Ficción

Existen muchos mitos en torno a las relaciones que se entablan por Internet, sin importar de si se trata de amistad o de pareja. El más difundido es que las personas que buscan pareja por Internet son inadaptados, solitarios e incapaces de lograr entablar relaciones en persona.

Aunque es verdad que Internet le permite a mucha gente, tímida o con poca vida social, conocer a otras personas, ello no significa que buscar pareja en Internet sea algo denigrante o digno de fracasados. Todo lo contrario, cada vez más gente recurre a este medio gracias a la gran penetración que tienen estos servicios, los cuales llegan a tener varios millones de usuarios.

Otra creencia muy difundida que inhibe a mucha gente de aventurarse en la Red es que todos los que conviven en estas comunidades de búsqueda de pareja son psicópatas a la caza de víctimas. De nuevo, no se puede negar que existen malhechores que aprovechan este medio para sus fines, sin embargo esa gente no apareció junto con Internet y desde antes han aprovechado los medios a su alcance. En todo caso, la precaución de cada persona es la mejor defensa.

chat1Finalmente otro mito a medias es que las parejas que nacen en Internet están condenadas al fracaso. Esto es cierto y falso a medias. La verdad es que, efectivamente, muchas de estas parejas terminan por disolverse, sin embargo no es culpa de Internet. Lo que generalmente causa la ruptura es la prisa de las personas por relacionarse, lo cual les lleva a aceptar en su vida a gente con la cual ha convivido realmente poco o y de quien no conoce su vida pasada, gustos, aficiones reales, problemas de personalidad, etc. Cuando la gente comienza a convivir en persona suelen ponerse en juego estas variables ocasionando que, en muchísimos, casos los internautas se den cuenta que esa pareja no era la adecuada.

 

Una extensión de la realidad

La mejor manera de entender a Internet como medio para encontrar pareja es imaginar que la Red es una fiesta donde a uno le presentan a alguien del sexo opuesto. Es decir, la fiesta es sólo el entorno donde la gente se conoce, lo que la gente haga, o cómo se relaciona es responsabilidad únicamente de los seres humanos y no de la tecnología. Por ello la recomendación es siempre la misma: no hagas en Internet nada que no harías en la vida real. 

 

Consejos

Esperamos que estos sencillos consejos te ayuden si estás pensando usar la Red de redes para encontrar a tu media naranja.

1. Busca gente con intereses parecidos o iguales a los tuyos y en tu zona. Recuerda que una relación real requiere convivir en persona.

2. Haz amigos primero. Antes de pensar en alguien como novio o novia, trátalo como amigo, conoce sus gustos, sus aficiones, lo que le gusta y lo que no. Lo más recomendable es conocer a la gente en persona pero en el plano amistoso. Piensa que si en una fiesta te presentan a alguien, hacerse novio o novia de esa persona sin saber más de él o ella tampoco es buena idea. En Internet es igual.

3. Confía pero no creas todo. No es malo tratar de confirmar algún dato de la persona con quien te estás relacionando en línea. Por ejemplo, pide un teléfono fijo de casa o el nombre de la empresa donde trabaja y pregunta si puedes llamarle. En la medida que confirmes información podrás tener más confianza.

4. Confía pero no seas descuidado. No se trata de ver a todos como malandrines, pero ten cuidado, de nuevo recuerda no hacer nada que no harías fuera de Internet. No des datos personales a gente que no has conocido por un tiempo, no hables de tus finanzas ni las de tu familia, no envíes fotos comprometedoras ni des detalles exactos de tus horarios o lugares que frecuentas; al menos a personas con las que no lleves una relación de tiempo, hayas confirmado sus datos y se hayan ganado tu confianza.

5. Di la verdad. Claro que es tentador decir que eres un alto directivo de una empresa, que tienes un yate o simplemente usar una foto “prestada” de alguien mejor parecido, sin embargo si lo que buscas es gente que te acepte como eres en realidad lo mejor será que te muestres tal y como eres, lo cual no significa que no trates de dar una buena imagen, pero eso sí, sin mentir sobre tu profesión, aspecto físico o estatus civil.

6. No trates de agradar. Si, bien, es cierto que quien busca pareja trata de mostrar siempre lo mejor de sí, no caigas en el, tan frecuente error, de hablar solo maravillas de ti o darle por su lado a la gente. En verdad se nota cuando dices algo solo para caer bien. Expresa con libertad tus gustos o aquello que no te agrada y de ese modo podrás encontrar gente afín a ti.

7. Por último recuerda que nadie elige por ti. Al final eres el único responsable de a quien aceptas como pareja y ello no tiene nada que ver con el medio por el cual conociste a dicha persona. No te apresures, tómate tu tiempo, conoce amigos y date la oportunidad de dar el siguiente paso, es decir, conocer a esa gente en persona y saber más de ellos. Al final de cuentas, es en ese momento que inicia la verdadera relación. Se puede decir que Internet es sólo un paso antes de conocer a alguien, el resto sigue siendo como era al principio de los tiempos pues la conquista y el romance siguen siendo los mismos sin importar la época.